Américo Lugo en su libro Protesta: "Todo es preferible a la intervención extranjera, preferible la tiranía, preferible las revoluciones, preferible la miseria, preferible la muerte. Apresurémonos a erigirle una estatua al último de los caciques"

Por qué es tan importante respirar y 5 ejercicios simples para hacerlo correctamente

respirar

La respiración es uno de los actos más importantes que hacemos y también uno de los pocos procesos corporales que puede realizarse de forma voluntaria o involuntaria.

Uno puede respirar sin tener que pensar en ello o alterar la forma en que lo hace a voluntad.

Es por esta curiosa relación entre nuestra mente y el proceso de nuestro cuerpo que nuestra respiración puede jugar un papel decisivo, especialmente en momentos de estrés.

Quedarse sin aliento o tener dificultad para respirar es una de las razones más comunes para acudir al hospital, según el servicio de salud público británico, el NHSç.

Nuestra respiración cambia en forma y ritmo en diferentes momentos del día y con distintas emociones y estados. Por ejemplo, suspirando en desesperación, jadeando con agotamiento, conteniendo la respiración con miedo y terror.

Hay además 2 tipos:

Respiración de pecho:

Nuestro torso se mueve para dentro y para fuera y es la respiración más frecuente que hacemos mientras realizamos ejercicio o en situaciones de emergencia. Si abusamos de esta forma de respirar podemostensar nuestro cuerpo, activando los músculos del pecho incrementamos la sensación de ansiedad.

Respiración abdominal o diafragmática:

Cuando respiramos, el diafragma se tensa, se aplana y se mueve hacia abajo, llevando aire a los pulmones. A medida que el diafragma se mueve empuja el abdomen, forzando la pared abdominal.

Al exhalar, el diafragma se relaja, el aire sale de los pulmones y la pared abdominal se aplana. Cuando respiramos usando el diafragma estamos relajados y es la forma natural en que se produce la regeneración de nuestro cuerpo. Ocurre cuando duermes, comes o te relajas.

Ejercicios

Para respirar mejor uno debe aprender a hacerlo usando el diafragma, es la manera en la que la respiración es más efectiva y relajada, según el NHS, que recomienda estos ejercicios y posiciones para mejorarla.

-    Sentado en una silla, con la espalda recostada y relajado con una mano en el abdomen. Inhala por la nariz y exhala por la boca de forma profunda, que puedas sentir tus costillas y tu pecho expandirse y contraerse.
-    Sentado, inclinado con la cabeza hacia delante y los brazos en los muslos. Inhala y exhala de forma profunda sintiendo como se hincha y se relaja tu abdomen.
-    Subiendo escaleras. Marca un ritmo para tu respiración. Inspira para subir un peldaño y expira en el siguiente. Conseguirás tener una respiración rítmica y con un patrón.
-    Tumbado de lado, en la cama, en posición cuchara, ligeramente inclinado hacia delante y con las piernas un poco dobladas una sobre la otra. Practica respiraciones profundas sintiendo como el abdomen se expande.
-    Cabeza apoyada en la mesa sobre varias almohadas y sentado en una silla. Con la cara girada hacia un lado, deja la parte de tu barriga libre para entender y contraer el abdomen lo máximo posible, haciendo trabajar al diafragma al máximo rendimiento.

Problemas

Hay varias razones que pueden hacer que te quedes fácilmente sin aliento y te cueste respirar. Las principales, según el servicio sanitario de Reino Unido son:

-    Constipados y resfríos con bloqueo de las vías respiratorias.
-    Obesidad o falta de ejercicio físico.
-    Asma.
-    Anemia.
-    Problemas cardiovasculares.

Si las dificultades para respirar se prolongan en el tiempo, el NHS recomienda que vayas a visitar a un doctor.

Estas son las enfermedades asociadas a la falta de respiración prolongada.

-    Bronquiectasia: afección pulmonar donde las vías respiratorias están anormalmente ensanchadas y tienes una tos flemosa persistente.
-    Embolia pulmonar: un bloqueo recurrente en un vaso sanguíneo del pulmón.
-    Cáncer de pulmón donde parte o la totalidad del órgano se vuelve disfuncional.
-    Derrame pleural: acumulación de líquido al lado del pulmón.
-    Ataques de pánico: pueden llevarte a hiperventilar, hacer respiraciones profundas y muy frecuentes.