Américo Lugo en su libro Protesta: "Todo es preferible a la intervención extranjera, preferible la tiranía, preferible las revoluciones, preferible la miseria, preferible la muerte. Apresurémonos a erigirle una estatua al último de los caciques"

Ayuntamientos en falta

villeta

El grave problema de los sindicos es la basura. Todos se han quemado en lo que se refiere a mantener la limpieza de la ciudad. No debe ser así, pero la verdad es que hay incapacidad demostrada para eliminar los desperdicios.

Los basureros a cielo abierto constituyen un crimen ecológico. Hay pestilencias, microbios, suciedad y abandono por doquier. Una ciudad moderna no puede estar en medio de detritus. Hay improvisación en los que deben ser los encargados de eliminar la basura. Hay incapacidad para cumplir con ese servicio.

Fallan todos los ayuntamientos del Gran Santo Domingo. La cara visible la lleva el Distrito Nacional, pero desde el doce de Haina hasta Boca Chica hay podredumbre en las calles. Hay que duplicar los esfuerzos para eliminar la basura, poco importa si es de noche o de día que se recoge.

Estoy de acuerdo en que también hay irresponsabilidad de parte de los munícipes. Echan los desperdicios sin fundas, los sacan luego de que se va el camión, carecen de educación ciudadana. Pero los síndicos son de esta tierra, no vienen de la luna, de Estados Unidos o de Europa. Ellos conocen las deficiencias ciudadanas, y si se metieron a buscar el cargo, sabían y saben de los problemas de conectar con los ciudadanos.

Se tiene que ampliar la educación ciudadana sobre la deposición de desperdicios. El ayuntamiento del Distrito Nacional tiene que llevar la voz cantante en ese problema, por ser el más grande, el de mayor impacto y donde viene la mayor cantidad de turistas y personalidades. Los otros ayuntamientos también tienen una gran responsabilidad con sus comunidades.

Ha veces uno piensa si es que estos señores quieren que el pueblo se coma la basura. Los malos olores y la exhibición de porquerías nos están matando, y los responsables se lavan las manos. El que no pueda recoger los desperdicios es mejor que se vaya para su casa. Que renuncie al cargo.

Otro punto para el Ayuntamiento del Distrito Nacional. Hay que colocar lámparas de mayor alumbrado en las calles. Un reconocimiento al síndico Collado es que ha dotado de luces artificiales a las calles de Santo Domingo, pero estas iluminan poco.

Es necesario que la tarea de iluminar las calles esté en manos de un paisajista que conozca su trabajo. Que se sepa qué tipo de bombillas deben ser colocadas en un área determinada. Ha fallado el equipo técnico que no ha buscado soluciones reales a la oscuridad de las calles.

Con esta ola de delincuencia, las vías de la capital deben estar bien iluminadas. De ahí que le pedimos al ayuntamiento que inmediatamente haga una revisión de las bombillas, y proceda a retirarlas, porque con ellas no se soluciona el problema de la iluminación.

Y de paso, que se proceda a limpiar el Centro de los Héroes. Es un verdadero muladar. La venta callejera de comida, las guaguas, choferes y cobradores, las prostitutas. Todo conspira contra la tranquilidad de los ciudadanos en el Centro de los Héroes. Hay que controlar la anarquía que se presenta en el sector. Transitar por el Centro de los Héroes es adentrarse en el infierno. Que el ayuntamiento nos salve de esta pesadilla. ¡Ay!, se me acabó la tinta.