Américo Lugo en su libro Protesta: "Todo es preferible a la intervención extranjera, preferible la tiranía, preferible las revoluciones, preferible la miseria, preferible la muerte. Apresurémonos a erigirle una estatua al último de los caciques"

Tres dirigentes PRD piden suspender convocatoria

guido

Tres miembros de la Comisión Política y del Comité Ejecutivo Nacional (CNE) del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) interpusieron por ante el Tribunal Superior Electoral (TSE) un recurso de amparo de extrema urgencia, que busca la suspensión de la reforma estatutaria convocada para el 3 de diciembre.

La instancia fue incoada por Andrés Henríquez, Aurelio Moreta Valenzuela y César Emilio Guzmán Antigua, a través de sus abogados Guido Gómez Mazara, Domingo Rojas Pereyra y José Luis Hernández Cedeño.

De acuerdo al documento depositado, la acción de amparo surge como consecuencia de un cúmulo de decisiones de naturaleza autocrática y autoritaria “desconocedoras de los más mínimos y elementales derechos de participación política realizados por el presidente de esa organización, Miguel Vargas Maldonado”.

Explican los demandantes, que los hechos tienen como punto de partida la celebración de la Trigésima Convención Nacional Ordinaria, la Trigésimo Primera Convención Nacional Extraordinaria y la Trigésimo Segunda Convención Nacional Extraordinaria que modificó, entre otros, los artículos 55, 56, 57, 59 y 172 del régimen estatutario del 14 de septiembre del 2014.

Indican que estos hechos constituyen una acción rápida y perversa que tuvo como resultado asignar y otorgar a Vargas Maldonado poderes especiales que conculcan el ejercicio abierto y plural del partido, profundizando la situación de deterioro y resquebrajamiento institucional.

En el recurso, los abogados solicitan que se adopten medidas cautelares a fin de preservar el derecho de participación de los accionantes.

Piden además, la nulidad de las resoluciones emanadas el 7 y el 19 de noviembre por haber sido emitidas por personas carentes de atribución para tales fines.