Américo Lugo en su libro Protesta: "Todo es preferible a la intervención extranjera, preferible la tiranía, preferible las revoluciones, preferible la miseria, preferible la muerte. Apresurémonos a erigirle una estatua al último de los caciques"

Elizabeth José: la mujer que le imprime sabor a empanadas

elizabeth jose

En el pasado fue vendedora de ropa, hace un año optó por incursionar en algo diferente que genera resultados

Conseguir una buena empanada en Pantoja es una tarea fácil. Para suplirla está Elizabeth José, quien lleva un año en la Plaza Don Gregorio atendiendo a los distintos comensales que llegan en busca de una de ellas para desayunar, o simplemente para “apagar el hambre”, sin importar la hora del día.Elizabeth está acostumbra a negociar. Hacerlo le genera satisfacción, le dice al equipo de elCaribe que acudió a conocerla. “Antes vendía ropa nueva que me enviaba una señora desde Estados Unidos. Una está acostumbrada a negociar. Por eso, cuando dejé de hacerlo vi la necesidad de buscarme otra cosa que hacer. Yo siempre decía que deseaba poner un negocio de comida”, rememora mientras sonríe. Los clientes no paran de llegar. Es común que ocurra, según dice.

Antes de embarcarse en la actividad que hace, Elizabeth hizo una exploración sobre lo que se oferta en la zona, para intentar ser distinta. “Yo decía que por aquí -por Pantoja- no hay un sitio donde vendan empanadas diferentes, así que yo quería ser la persona que hiciera eso. Usted se detiene por aquí y donde quiera consigue una empanada, pero de las que yo vendo la masa, por ejemplo, es diferente, porque no es masa común”, asegura.

Y agrega: “Tengo una persona que me hace la masa de la harina con una receta mía. Al principio nosotras hacíamos la masa, pero eso se volvió mucho trabajo y preferimos que la prepare otra gente”.

Cuando elCaribe le pregunta cómo puede el cliente notar la diferencia a la que ella hace referencia, su respuesta es: “Lo notan en el sabor y forma de la empanada. Si usted se fija, las empanadas que uno se come por ahí vienen empapadas de grasa. Las que hago yo no tienen grasa”. Elizabeth prepara empanadas con todos tipo de queso y tiene algunas con queso mixto, es decir, con diversos tipos juntos y tiene de pollo también. Quizás por eso llegan tantos compradores.

Uno de ellos es José Antonio Sánchez, un asiduo comprador que pide lo que desea desde la parte frontal del negocio, sin desmontarse del auto. “Y buena que las hace”, le responde a este periódico cuando le pregunta sobre el sabor y la calidad del producto. Los clientes que llegan a Variedad Gourmet (así se llama la miniempresa de Elizabeth) son diversos. Unos se sientan y leen un periódico, otros se sirven primero una taza de café, de un dispensador que hay, y otros esperan sentados en una silla un poco más lejos.

La empanada más barata cuesta 35 pesos, pero en función del relleno que el cliente elija es posible que el costo suba. “Hay clientes que me pagan hasta 60 pesos por una, pero me piden que le ponga, por ejemplo, pollo con salsa pizza u otros ingredientes”, apunta.

“Usted agarra una empanada de estas y desde que comienza hasta que termina le encuentra queso o el ingrediente que usted eligió. Aquí no untamos la empanada de queso, aquí le ponemos queso a la empanada completa”, dice Elizabeth, con una certeza que no disimula.

Tiene dos hijos y en el local que opera paga RD$8,000 mensualmente por el alquiler. Elizabeth cursó la carrera de Mercadeo y Ventas hasta el noveno cuatrimestre en la Universidad O&M. Debió retirarse porque en adición a sus labores, debe atender sus dos niños, entre ellos, uno que tiene una condición especial, de acuerdo a lo que ella misma contó. “Este trabajo es a tiempo completo. Si no estoy aquí en el negocio estoy comprando la materia prima para trabajar”, indica.

Elizabeth abre tempranito en la mañana y cierra entre 10:00 y 11:00 de la noche. Es oriunda de Cabrera, provincia María Trinidad Sánchez. Tiene tres empleados. Los mejores días para las ventas son aquellos que están cerca de la quincena (días de pago). A parte de empanadas oferta jugos, sándwich, quipes, bollitos, croquetas, dulces de leche y otros, si se los piden.